Fandom

VroniPlag Wiki

Analyse:Jgs/Fragment 022 01

31.361Seiten in
diesem Wiki
Seite hinzufügen
Diskussion0

Störung durch Adblocker erkannt!


Wikia ist eine gebührenfreie Seite, die sich durch Werbung finanziert. Benutzer, die Adblocker einsetzen, haben eine modifizierte Ansicht der Seite.

Wikia ist nicht verfügbar, wenn du weitere Modifikationen in dem Adblocker-Programm gemacht hast. Wenn du sie entfernst, dann wird die Seite ohne Probleme geladen.


Typus
KomplettPlagiat
Bearbeiter
Hindemith
Gesichtet
No.png
Untersuchte Arbeit:
Seite: 22, Zeilen: 1ff (entire page)
Quelle: Ortigosa 2012
Seite(n): 49, 50, Zeilen: 49: 2ff; 50: 2ff
[Esto es especialmente importante en aquellas sustancias de] abuso que pueden estar en el medio ambiente debido a la forma en que se consumen como por ejemplo el cannabis y la cocaína (93).

La mayor ventaja práctica que nos ofrece el análisis toxicológico en pelo respecto al análisis efectuado en orina o en sangre es la mayor ventana de detección en el tiempo que nos ofrece (desde semanas a meses, dependiendo de la longitud del mechón de pelo). La evaluación de la exposición crónica a sustancias de abuso se realiza mediante el análisis segmentario del pelo. El pelo crece a un ritmo aproximado de 1 cm por mes, con lo cual es posible asociar patrones de distribución de sustancias en el pasado teniendo en cuenta la tasa de crecimiento del pelo. Además, las sustancias de abuso son muy estables en la matriz queratínica durante largos períodos de tiempo.

Otra ventaja del análisis toxicológico del pelo respecto a la sangre o la orina es el procedimiento de recogida de muestras debido a que: (1) es un procedimiento no invasivo y fácil de realizar, (2) la muestra no es fácil de adulterar por dilución con agua (como sucede con la orina), y (3) en el caso en que exista un problema en el procesamiento de la muestra (cambio, fallo en el envío, etc.) es posible obtener una muestra idéntica. Este último punto es de gran importancia en toxicología forense.

El análisis toxicológico del pelo se ha aplicado en diferentes escenario, por ejemplo, la evaluación del consumo de drogas en población general (94-96), en poblaciones de estudiantes (97,98), en la renovación de licencias de conducción (99), en la evaluación de la exposición intrauterina a sustancias de abuso (62) o con el fin de evaluar el cumplimiento de la terapia de sustitución del consumo de drogas de abuso (100).

Habitualmente, el estudio analítico toxicológico de pelo se inicia con una técnica de cribado mediante inmunoensayo, seguida de una confirmación con técnicas cromatográficas. En la Tabla 3 se recogen las principales técnicas que se han desarrollado para cuantificar las sustancias de abuso en pelo materno y neonatal. La GC/MS es la técnica confirmatoria más ampliamente utilizada para analizar sustancias de abuso en cabello. Sin embargo, la LC/MS es cada vez más importante en el campo del análisis toxicológico en pelo, debido a su mayor sensibilidad para determinar compuestos termolábiles, aportando así límites de detección y cuantificación cada vez más bajos y además no requieren procesos que consumen largos períodos de tiempo como la derivatización. Sin embargo, antes del análisis cromatográfico, los analitos deben ser (1) extraídos del interior de la matriz, y (2) concentrados en un disolvente compatible con los instrumentos de análisis. No existe un método universal para extraer los analitos de la matriz del cabello y depende de la naturaleza química y la estabilidad del compuesto a analizar. Por lo tanto, opiáceos y cocaína son los compuestos que mejor se extraen utilizando una hidrólisis ácida leve, a fin de evitar la conversión de la heroína o la 6- monoacetilmorfina (6-MAM) a morfina (MOR) o de la cocaína a BE (86). Por otro lado, los compuestos anfetamínicos o cannabinoides pueden ser extraídos utilizando fuertes condiciones alcalinas (90,98,101). Otros métodos de extracción están basados en el uso de disolventes o tampones de extracción (102) o en extracciones enzimáticas (103).


62. Koren, G., Chan, D., Klein, J., and Karaskov, T. (2002). Estimation of fetal exposure to drugs of abuse, environmental tobacco smoke, and ethanol. Ther Drug Monit 24, 23-25.

86. Girod, C., and Staub, C. (2000). Analysis of drugs of abuse in hair by automated solidphase extraction, GC/EI/MS and GC ion trap/CI/MS. Forensic Sci Int 107, 261-271.

90. Villamor, J. L., Bermejo, A. M., Fernandez, P., and Tabernero, M. J. (2005). A new GC-MS method for the determination of five amphetamines in human hair. J Anal Toxicol 29, 135-139.

93. SoHT (2004). Recommendations for hair testing in forensic cases.Forensic Sci Int 145, 83- 84.

94. Hartwig, S., Auwarter, V., and Pragst, F. (2003). Effect of hair care and hair cosmetics on the concentrations of fatty acid ethyl esters in hair as markers of chronically elevated alcohol consumption. Forensic Sci Int 131, 90-97.

95. Jurado, C., Menendez, M., Repetto, M., Kintz, P., Cirimele, V., and Mangin, P. (1996). Hair testing for cannabis in Spain and France: is there a difference in consumption? J Anal Toxicol 20, 111-115.

96. Tsanaclis, L., and Wicks, J. F. (2007). Patterns in drug use in the United Kingdom as revealed through analysis of hair in a large population sample. Forensic Sci Int 170, 121-128.

97. Kidwell, D. A., Blanco, M. A., and Smith, F. P. (1997). Cocaine detection in a university population by hair analysis and skin swab testing. Forensic Sci Int 84, 75-86.

98. Quintela, O., Bermejo, A. M., Tabernero, M. J., Strano-Rossi, S., Chiarotti, M., and Lucas, A. C. (2000). Evaluation of cocaine, amphetamines and cannabis use in university students through hair analysis: preliminary results. Forensic Sci Int 107, 273-279.

99. Ricossa, M. C., Bernini, M., and F, D. E. F. (2000). Hair analysis for driving licence in cocaine and heroin users.An epidemiological study. Forensic Sci Int 107, 301-308.

100. Kintz, P., Bundeli, P., Brenneisen, R., and Ludes, B. (1998). Dose-concentration relationships in hair from subjects in a controlled heroin-maintenance program. J Anal Toxicol 22, 231-236.

101. Stanaszek, R., and Piekoszewski, W. (2004). Simultaneous determination of eight underivatized amphetamines in hair by high-performance liquid chromatography-atmospheric pressure chemical ionization mass spectrometry (HPLC-APCI-MS). J Anal Toxicol 28, 77-85.

102. Scheidweiler, K. B., and Huestis, M. A. (2004). Simultaneous quantification of opiates, cocaine, and metabolites in hair by LC-APCI-MS/MS. Anal Chem 76, 4358-4363.

103. Vincent, F., Bessard, J., Vacheron, J., Mallaret, M., and Bessard, G. (1999). Determination of buprenorphine and norbuprenorphine in urine and hair by gas chromatography-mass spectrometry.J Anal Toxicol 23, 270-279.

Esto es especialmente importante en aquellas sustancias de abuso que pueden estar en el medio ambiente debido a la forma en que se consumen como por ejemplo el cannabis y la COC (SoHT, 2004).

La mayor ventaja práctica que nos ofrece el análisis toxicológico en pelo respecto el análisis efectuado en orina o en sangre es la mayor ventana de detección en el tiempo que nos ofrece (desde semanas a meses, dependiendo de la longitud del mechón de pelo). La evaluación de la exposición crónica a sustancias de abuso se realiza mediante el análisis segmentario del pelo. El pelo crece a un ritmo aproximado de 1 cm por mes, con lo cual es posible asociar patrones de distribución de sustancias en el pasado teniendo en cuenta la tasa de crecimiento del pelo. Además, las sustancias de abuso son muy estables en la matriz queratínica durante largos períodos de tiempo.

Otra ventaja del análisis toxicológico del pelo respecto a la sangre o la orina es el procedimiento de recogida de muestras debido a que: 1) es un procedimiento no invasivo y fácil de realizar, 2) la muestra no es fácil de adulterar por dilución con agua (como sucede con la orina) y 3) en el caso en que exista un problema en el procesamiento de la muestra (cambio, fallo en el envío, etc.), es posible obtener una muestra idéntica. Este último punto es de gran importancia en toxicología forense.

El análisis toxicológico del pelo se ha aplicado en diferentes escenarios, por ejemplo, la evaluación del consumo de drogas en población general (Hartwig y cols., 2003; Jurado y cols., 1996; Tsanaclis y Wicks, 2007), en poblaciones de estudiantes (Kidwell y cols., 1997; Quintela y cols., 2000), en la renovación de licencias de conducción (Riscossa y cols., 2000), en la evaluación de la exposición intrauterina a sustancias de abuso (Koren y cols., 2002) o con el fin de evaluar el cumplimiento de la terapia de sustitución del consumo de drogas de abuso (Kintz y cols., 1998).

Habitualmente, el estudio analítico toxicológico de pelo se inicia con una técnica de cribado mediante inmunoensayo, seguida de una confirmación con técnicas cromatográficas. En la tabla 4 se recogen las principales técnicas que se han desarrollado para cuantificar las

[página 50]

sustancias de abuso en pelo materno y neonatal. La GC/MS es la técnica confirmatoria más ampliamente utilizada para analizar sustancias de abuso en cabello. Sin embargo, la LC/MS es cada vez más importante en el campo del análisis toxicológico en pelo, debido a su mayor sensibilidad para determinar compuestos termolábiles, aportando así límites de detección y cuantificación cada vez más bajos y además no requieren procesos que consumen largos períodos de tiempo como la derivatización. Sin embargo, antes del análisis cromatográfico, los analitos deben ser extraídos del interior de la matriz y concentrados en un disolvente compatible con los instrumentos de análisis. No existe un método universal para extraer los analitos de la matriz del cabello y depende de la naturaleza química y la estabilidad del compuesto a analizar. Por lo tanto, opiáceos y COC son los compuestos que mejor se extraen utilizando una hidrólisis ácida leve, a fin de evitar la conversión de la heroína o la 6-MAM a MOR o de la COC a BE (Girod y Staub, 2000). Por otro lado, los compuestos anfetamínicos o cannabinoides pueden ser extraídos utilizando fuertes condiciones alcalinas (Stanaszek y Piekoszewski, 2004; Quintela y cols., 2000; Villamor y cols., 2005). Otros métodos de extracción están basados en el uso de disolventes o tampones de extracción (Scheidweiler y Huestis, 2004) o en extracciones enzimáticas (Vincent y cols., 1999).

Anmerkungen

The source is not mentioned.

The passage can also be found in Joya (2012) (page 69ff).

Sichter
(Hindemith)

Auch bei Fandom

Zufälliges Wiki