Fandom

VroniPlag Wiki

Analyse:Mtc

31.377Seiten in
diesem Wiki
Seite hinzufügen
Diskussion0

Störung durch Adblocker erkannt!


Wikia ist eine gebührenfreie Seite, die sich durch Werbung finanziert. Benutzer, die Adblocker einsetzen, haben eine modifizierte Ansicht der Seite.

Wikia ist nicht verfügbar, wenn du weitere Modifikationen in dem Adblocker-Programm gemacht hast. Wenn du sie entfernst, dann wird die Seite ohne Probleme geladen.

Important pages


Sources

Source Author Title Publ. Year Bib. FN
Mtc/Benitez 2004 Ana Mª Benítez Segura Linfogammagrafía y biopsia del ganglio centinela en el carcinoma no palpable de mama 2004 no no
Mtc/Fraile et al 2005 Manuel Fraile, Antonio Mariscal, Carles Lorenzo, Montserrat Solá, Francisco J. Julián, Josep M. Gubern, Pere Culell, Virginia Vallejos, Ferran Fusté, Joan Janer, Eva Castellà, Pere Deulofeu y Miquel Rull Radiolocalización de lesiones mamarias no palpables combinada con la biopsia del ganglio centinela en mujeres con cáncer de mama Elsevier 2005 yes yes


Fragments (Plagiarism, reviewed)

No Fragment



Fragments (Plagiarism, unreviewed)

5 Fragments

[1.] Analyse:Mtc/Fragment 019 01 - Diskussion
Bearbeitet: 10. December 2014, 14:04 Hindemith
Erstellt: 10. December 2014, 13:52 (Hindemith)
Benitez 2004, Fragment, KomplettPlagiat, Mtc, SMWFragment, Schutzlevel, ZuSichten

Typus
KomplettPlagiat
Bearbeiter
Hindemith
Gesichtet
No.png
Untersuchte Arbeit:
Seite: 19, Zeilen: 1ff (entire page)
Quelle: Benitez 2004
Seite(n): 3, 4, Zeilen: 3: last lines; 4: 1ff
En su totalidad o en parte, los carcinomas de origen ductal pueden presentar una citodiferenciación específica (escamosa, mucosa, hidrosoadenoidea) o un patrón histológico especial (tubular, papilar, cribiforme quístico); otras veces existen áreas necrosadas (comedocarcinoma) o aparecen modificaciones especiales del estroma (infiltración linfoide, metaplasia cartilaginosa u ósea), que tienen implicaciones clínicas distintas, por lo que son consideradas entidades anatomoclínicas diversas.

- Simple. Conocido también como carcinoma escirro, fibrocarcinoma, carcinoma esclerosante, CDI con fibrosis productiva. Es la forma de carcinoma mamario más frecuente. Macroscópicamente se presenta bajo la forma de un nódulo muy duro, de contornos estrellados.

- Tipo comedón (o comedocarcinoma). Se trata de un nódulo duro, generalmente con una delimitación bastante precisa, a veces escirroso.

- Tubular (o adenocarcinoma mamario, carcinoma tubular). Cuando se descubre suele alcanzar un diámetro entre 10 y 20 mm. A menudo se hallan áreas con patrón tubular en los carcinomas intraductales cribiformes o en los lobulillares. Tiene gran tendencia a la multicentricidad (75%) y a la bilateralidad (15%).

- Medular. Macroscópicamente se trata de un nódulo bien delimitado, de escasa consistencia. Tiene un pronóstico favorable.

- Papilar. Su desarrollo es muy lento y muy tardía la aparición de metástasis. A su vez se distinguen tres formas: la papilar, la reticular y la cribosa.

- Mucinoso. Produce moco o substancia coloide. Acostumbra a tener un lento crecimiento.

- Otros: Microquístico, Apocrino, Carcinoma escamoso, Enfermedad de Paget.

Los carcinomas ductales presentan con mayor frecuencia metástasis óseas, pulmonares, hepáticas o cerebrales, mientras que las metástasis producidas por los carcinomas lobulillares asientan con más frecuencia en las superficies serosas o meníngeas y en otras áreas poco comunes.16

A continuación se muestra un resumen de la clasificación del cáncer de mama (CM) propuesta por la Organización Mundial de la Salud (Tabla 1.1).


16. Fisher ER, Redmond C, Fisher B. Histologic grading of breast cancer. Pathol Annu. 1980;15(Pt 1):239–251.

En su totalidad o en parte, los carcinomas de origen ductal pueden presentar una citodiferenciación específica (escamosa,

[page 4]

mucosa, hidrosoadenoidea) o un patrón histológico especial (tubular, papilar, cribiforme quístico); otras veces existen áreas necrosadas (comedocarcinoma) o aparecen modificaciones especiales del estroma (infiltración linfoide, metaplasia cartilaginosa u ósea), que tienen implicaciones clínicas distintas, por lo que son considerados entidades anatomoclínicas diversas.

  • Simple. Conocido también como carcinoma escirro, fibrocarcinoma, carcinoma esclerosante, CDI con fibrosis productiva. Es la forma de carcinoma mamario más frecuente. Macroscópicamente se presenta bajo la forma de un nódulo muy duro, de contornos estrellados.
  • Tipo comedón (o comedocarcinoma). Se trata de un nódulo duro, generalmente con una delimitación bastante precisa, a veces escirroso.
  • Tubular (o adenocarcinoma mamario, carcinoma tubular). Cuando se descubre suele alcanzar un diámetro entre 10 y 20 mm. A menudo se hallan áreas con patrón tubular en los carcinomas intraductales cribiformes o en los lobulillares. Tiene gran tendencia a la multicentricidad (75%) y a la bilateralidad (15%).
  • Medular. Macroscópicamente se trata de un nódulo bien delimitado, de escasa consistencia. Tiene un pronóstico favorable.
  • Papilar. Su desarrrollo es muy lento y muy tardía la aparición de metástasis. A su vez se distinguen tres formas: la papilar, la reticular y la cribosa.
  • Mucinoso. Produce moco o substancia coloide. Acostumbra a tener un lento crecimiento.
  • Otros: Microquístico, Apocrino, Carcinoma escamoso, Enfermedad de Paget.

[page 5]

Los carcinomas ductales presentan con mayor frecuencia metástasis óseas, pulmonares, hepáticas o cerebrales, mientras que las metástasis producidas por los carcinomas lobulillares asientan con más frecuencia en las superficies serosas o meningeas y otras áreas poco comunes (Fisher ER, 1980).

A continuación se muestra un resumen de la clasificación del CM propuesta por la Organización Mundial de la Salud (Tabla 1.1).

Anmerkungen

The source is not mentioned.

Sichter
(Hindemith)

[2.] Analyse:Mtc/Fragment 029 03 - Diskussion
Bearbeitet: 10. December 2014, 15:01 Hindemith
Erstellt: 10. December 2014, 15:01 (Hindemith)
Benitez 2004, Fragment, KomplettPlagiat, Mtc, SMWFragment, Schutzlevel, ZuSichten

Typus
KomplettPlagiat
Bearbeiter
Hindemith
Gesichtet
No.png
Untersuchte Arbeit:
Seite: 29, Zeilen: 3-19
Quelle: Benitez 2004
Seite(n): 12, Zeilen: 2ff
Actualmente se da preferencia a los tratamientos asociados a una menor morbilidad y mejor calidad de vida.

El tratamiento del cáncer de mama comprende dos aspectos: por un lado, el tratamiento locorregional que va dirigido a conseguir un control local de la enfermedad y a conocer el riesgo de recidiva local; y por otro lado, el tratamiento complementario sistémico y radioterápico que busca evitar la recidiva del tumor y su diseminación metastásica.

El tratamiento conservador es la técnica de elección en los estadíos iniciales I y II.19 Con ello se consigue erradicar la enfermedad locorregional sin tener que extirpar toda la glándula mamaria, con resultados estéticos satisfactorios y con unas supervivencias libre de enfermedad y global similares a las obtenidas con las técnicas quirúrgicas mutilantes.20 La mastectomía estaría indicada en las pacientes con carcinoma multicéntrico (en diferente cuadrante) o multifocal (en el mismo cuadrante) que presenten un componente intraductal extenso con afectación de los márgenes de resección, una persistencia de los bordes quirúrgicos afectados tras la ampliación de la excisión y/o si existiera alguna contraindicación para el tratamiento coadyuvante radioterápico.


19. Vázquez-Albaladejo C, Sancho-Merle M, Campos-Mañez J, Llopis-Martínez F. Tratamiento conservador en el cáncer de mama. Análisis de 451 pacientes con seguimiento mínimo de 5 años. Oncología. 2000;23(2):41–48.

20. Vaquero-Pérez M, Pérez-Robledo J, Rodríguez-Montes J, Grandado de la Fuente. Cirugía conservadora del cáncer de mama. Supervivencia libre de enfermedad y supervivencia global. Cirugía Española. 1998;64:531–535.

Actualmente se da preferencia a los tratamientos asociados a una menor morbilidad y mejor calidad de vida.

El tratamiento del cáncer de mama comprende dos aspectos: por un lado, el tratamiento locorregional que va dirigido a conseguir un control local de la enfermedad y a conocer el riesgo de recidiva local, y por otro lado, el tratamiento complementario sistémico y radioterápico que busca evitar la recidiva del tumor y su diseminación metastásica.

El tratamiento conservador es la técnica de elección en estadíos iniciales I y II (Vázquez Albadalejo C, 2000). Con ello se consigue erradicar la enfermedad locorregional sin tener que extirpar toda la glándula mamaria, con resultados estéticos satisfactorios y con unas supervivencias libre de enfermedad y global similares a las obtenidas con las técnicas quirúrgicas mutilantes (Vaquero Pérez MA, 1998). La mastectomía estaría indicada en las pacientes con carcinoma multicéntrico (en diferente cuadrante) o multifocal (en el mismo cuadrante) que presenten un componente intraductal extenso con afectación de los márgenes de resección, una persistencia de los bordes quirúrgicos afectados tras la ampliación de la excisión y/o si existiera alguna contraindicación para el tratamiento coadyuvante radioterápico.

Anmerkungen

The source is not mentioned.

Sichter
(Hindemith)

[3.] Analyse:Mtc/Fragment 030 03 - Diskussion
Bearbeitet: 10. December 2014, 14:51 Hindemith
Erstellt: 10. December 2014, 14:50 (Hindemith)
BauernOpfer, Fragment, Fraile et al 2005, Mtc, SMWFragment, Schutzlevel, ZuSichten

Typus
BauernOpfer
Bearbeiter
Hindemith
Gesichtet
No.png
Untersuchte Arbeit:
Seite: 30, Zeilen: 3-31
Quelle: Fraile et al 2005
Seite(n): 38, Zeilen: l.col: 9ff
El tratamiento quirúrgico conservador del cáncer de mama requiere de la exéresis completa de la lesión primaria con márgenes de seguridad, además de la BGC o, en su caso, de la linfadenectomía axilar completa. Si la lesión no es palpable, se debe recurrir a métodos radiológicos de localización durante las horas previas a la cirugía, como son el marcaje con carbono micronizado23 o la colocación de distintos tipos de guías metálicas, que pueden insertarse mediante el uso de ecografía o de estereotaxia.24

Un método alternativo para la correcta exéresis de las lesiones no palpables es la técnica conocida como ROLL.22,25,26,27 La aplicación de la técnica ROLL es simple, ya que consiste en inyectar un radiotrazador no difusible en la lesión, preferiblemente mediante ecografía o bien por estereotaxia. Con la radiolocalización es posible abordar directamente la lesión a través del trayecto más corto, cosa que no siempre puede conseguirse mediante las guías metálicas insertadas por estereotaxia. Asimismo, la inyección intralesional permite, gracias a la utilización de la sonda gamma intraoperatoria, determinar el centro geométrico de la exéresis. Si además tenemos en cuenta la morfología de la propia lesión, podremos conseguir que la pieza de resección quede bien centrada y con unos márgenes correctos. Estas características operativas pueden explicar por qué, prácticamente sin tener que superar una fase de aprendizaje, no se constaten diferencias significativas en cuanto a la efectividad entre la exéresis lesional por radiotrazador y las guías metálicas.26,28 Por otro lado, en opinión de una mayoría de cirujanos que trabajan en cáncer de mama, la facilidad de exéresis de la lesión es mayor en el grupo de la técnica ROLL que en el grupo de guía metálica.29

La técnica ROLL fue inicialmente descrita sin relación directa con la BGC; sin embargo, recientemente han aparecido diversos trabajos que avalan el uso combinado de la técnica de ROLL con la BGC.30,31,32,33 En nuestra experiencia, la técnica ROLL34 también aparece como una alternativa válida a la guía metálica en la exéresis de las lesiones no palpables, aplicada conjuntamente con la BGC. En definitiva, mediante la utilización de técnicas adecuadas (tipo de radiocoloide, [método de inyección y sondas gamma), es factible combinar la técnica ROLL con la BGC, evitando una punción adicional para la introducción de la guía, con la consiguiente simplificación del proceso; ello redunda en una mayor facilidad de exéresis de la lesión para el cirujano y en una mayor comodidad para la paciente.29]


22. Valdés-Olmos RA, Jansen L, Hoefnagel CA, et al. Evaluation of mammary lymphoscintigraphy by a single intratumoral injection for sentinel node identification. J. Nucl. Med. 2000;41(9):1500–1506.

23. Rose A, Collins JP, Neerhut P, Bishop CV, Mann GB. Carbon localisation of impalpable breast lesions. Breast. 2003;12(4):264–269.

24. Homer MJ, Smith TJ, Safaii H. Prebiopsy needle localization. Methods, problems, and expected results. Radiol. Clin. North Am. 1992;30(1):139–153.

25. Gennari R, Galimberti V, De Cicco C, et al. Use of technetium-99m-labeled colloid albumin for preoperative and intraoperative localization of nonpalpable breast lesions. J. Am. Coll. Surg. 2000;190(6):692–698; discussion 698–699.

26. De Cicco C, Pizzamiglio M, Trifirò G, et al. Radioguided occult lesion localisation (ROLL) and surgical biopsy in breast cancer. Technical aspects. Q J Nucl Med. 2002;46(2):145–151.

27. Buonomo O, Cabassi A, Guadagni F, et al. Radioguided-surgery of early breast lesions. Anticancer Res. 2001;21(3C):2091–2097.

28. Galimberti V, Cassano E, Viale G, et al. Radioguided occult lesion localisation (ROLL) and surgical biopsy in breast cancer. Technical aspects. Q J Nucl Med. 2002;46(2):145–151.

29. Paganelli G, Luini A, Veronesi U. Radioguided occult lesion localization (ROLL) in breast cancer: maximizing efficacy, minimizing mutilation. Ann. Oncol. 2002;13(12):1839–1840.

30. Gray RJ, Giuliano R, Dauway EL, Cox CE, Reintgen DS. Radioguidance for nonpalpable primary lesions and sentinel lymph node(s). Am. J. Surg. 2001;182(4):404–406.

31. Feggi L, Basaglia E, Corcione S, et al. An original approach in the diagnosis of early breast cancer: use of the same radiopharmaceutical for both non-palpable lesions and sentinel node localisation. Eur J Nucl Med. 2001;28(11):1589–1596.

32. Barros A, Cardoso MA, Sheng PY, Costa PA, Pelizon C. Radioguided localisation of non-palpable breast lesions and simultaneous sentinel lymph node mapping. Eur. J. Nucl. Med. Mol. Imaging. 2002;29(12):1561–1565.

33. Rönkä R, Krogerus L, Leppänen E, von Smitten K, Leidenius M. Radio-guided occult lesion localization in patients undergoing breast-conserving surgery and sentinel node biopsy. Am. J. Surg. 2004;187(4):491–496.

34. Fraile M, Mariscal A, Lorenzo C, et al. Radiolocalización de lesiones mamarias no palpables combinada con la biopsia del ganglio centinela en mujeres con cáncer de mama. Cir Esp. 2005;77(1):36–39.

El tratamiento quirúrgico conservador del cáncer de mama requiere la exéresis completa de la lesión primaria con márgenes de seguridad, además de la BGC o, en su caso, de la linfadenectomía axilar completa. Si la lesión no es palpable clínicamente, se debe recurrir a métodos radiológicos de localización durante las horas previas a la cirugía, como pueden ser el marcaje con carbono micronizado5 o la colocación de distintos tipos de guías metálicas, que pueden insertarse mediante el uso de la ecografía o de la estereotaxia6.

Un método alternativo para la correcta exéresis de las lesiones no palpables es la técnica conocida como ROLL en la bibliografía internacional1,7-10. La práctica de la técnica ROLL es simple, ya que consiste en inyectar un radiotrazador no difusible en la lesión, preferiblemente mediante ecografía o bien por estereotaxia. Con la radiolocalización es posible abordar directamente la lesión a través del trayecto más corto, cosa que no siempre puede conseguirse mediante las guías metálicas insertadas por estereotaxia. La inyección intralesional permite, gracias a la utilización de la sonda gamma intraoperatoria, determinar el centro geométrico de la exéresis. Si además tenemos en cuenta la morfología de la propia lesión, podremos conseguir que quede bien centrada en la pieza de resección, con unos márgenes correctos. Estas características operativas pueden explicar por qué, prácticamente sin tener que superar una fase de aprendizaje, no se constataron diferencias significativas en cuanto a la efectividad de exéresis lesional en nuestra serie entre la radiolocalización y las guías metálicas. Por otro lado, y aunque no pudo recogerse de forma retrospectiva en nuestro análisis, en opinión de la totalidad de cirujanos implicados, la facilidad de exéresis de la lesión fue mayor en el grupo de la técnica ROLL que en el grupo de guía metálica.

La técnica ROLL fue inicialmente descrita sin relación directa con la BGC; sin embargo, recientemente han aparecido diversos trabajos que avalan el uso combinado de la radiolocalización con la BGC11-14. En nuestra propia experiencia, la técnica ROLL también aparece como una alternativa válida a la guía metálica en la exéresis de estas lesiones no palpables, aplicada conjuntamente con la BGC. En definitiva, mediante la utilización de técnicas adecuadas, que se refieren al tipo de radiocoloide, al método de inyección y a las prestaciones de las sondas gamma utilizadas, es factible combinar la técnica ROLL con la BGC, evitando una punción adicional para la introducción de la guía con la consiguiente simplificación del proceso; ello redunda en una mayor facilidad de exéresis de la lesión y en una mayor comodidad para la paciente15.


1. Valdés-Olmos RA, Jansen L, Hoefnagel CA, Nieweg OE, Muller SH, Rutgers EJ, et al. Evaluation of mammary lymphoscintigraphy by a single intratumoral injection for sentinel node identification. J Nucl Med. 2000;41:1500-6.

5. Rose A, Collins JP, Neerhut P, Bishop CV, Mann GB. Carbon localisation of impalpable breast lesions. Breast. 2003;12:264-9.

6. Homer MS, Smith TS, Safaii H. Prebiopsy needly localization. Methods, problems and expected results. Breast imaging: current status and future directions. Radiol Clin North Am. 1992;30:139-53.

7. Genari R, Galimberti V, De Cicco C, Zurrida S, Zerwes F, Pigatto F, et al. Use of tecnetium-99m-labeled colloid albumin for preoperative and intraoperative localization of nonpalpable breast lesions. J Am Coll Surg. 2000;190:692-9.

8. De Cicco C, Pizzamiglio M, Trifirò G, Luini A, Ferrari M, Prisco G, et al. Radioguided occult lesion localisation (ROLL) and surgical biopsy in breast cancer. Q J Nucl Med. 2002;46:145-51.

9. Buonomo O, Cabassi A, Guadagni F, Piazza A, Fellici A, Piccirillo R, et al. Radioguided-surgery of early breast lesions. Anticancer Res. 2001;21:2091-8.

10. Zurrida S, Galimberti V, Monti S, Luini A. Radiolocalization ot occult breast lesions. Breast. 1998;7:11-3.

11. Gray RJ, Giuliano R, Dauway EL, Cox CE, Reintgen DS. Radioguidance for nonpalpable primary lesions and sentinel node(s). Am J Surg. 2001;18:404-6.

12. Feggi L, Basaglia E, Corcione S, Querzoli P, Soliani G, Ascanelli S, et al. An original approach in the diagnosis of early breast cancer: use of the same radiopharmaceutical for both non-palpable lesions and sentinel node localization. Eur J Nucl Med. 2001;28: 1589-96.

13. Barros A, Cardoso MA, Sheng PY, Costa PA, Pelizon C. Radioguided localisation of non-palpable breast lesions and simultaneous sentinel lymph-node mapping. Eur J Nucl Med. 2002;29:1561-5.

14. Rönkiï R, Krogerus L, Leppänen E, Von Smitten K, Leidenius M. Radio-guided occult lesion localization in patients undergoing breast- conserving surgery and sentinel node biopsy. Am J Surg. 2004; 187:491-6.

15. Paganelli G, Luini A, Veronesi U. Radioguided occult lesion localization (ROLL) in breast cancer: maximazing efficacy, minimazing mutilation. Ann Oncol. 2002;13:1839-40.

Anmerkungen

The source is mentioned in the end, but without indication that several paragraphs are taken from it.

Sichter
(Hindemith)

[4.] Analyse:Mtc/Fragment 044 01 - Diskussion
Bearbeitet: 10. December 2014, 14:13 Hindemith
Erstellt: 10. December 2014, 14:13 (Hindemith)
Benitez 2004, Fragment, KomplettPlagiat, Mtc, SMWFragment, Schutzlevel, ZuSichten

Typus
KomplettPlagiat
Bearbeiter
Hindemith
Gesichtet
No.png
Untersuchte Arbeit:
Seite: 44, Zeilen: 1ff (entire page)
Quelle: Benitez 2004
Seite(n): 21, Zeilen: 21: last lines; 22: 1ff
La mayoría de autores coincide en aceptar la posibilidad de interconexión de los elementos linfáticos de cada lado, que se verifica preferentemente por detrás del manubrio esternal, a nivel del I espacio intercostal.

c) GANGLIOS MENOS FRECUENTES: aparte del carácter excepcional de presentación de los ganglios interpectorales, existen otras dos localizaciones ganglionares de gran rareza y escasa significación patológica. Ganglio prepectoral de Haggensen, situado en el tejido céluloadiposo subcutáneo premamario, en el sector súperoexterno de la glándula; presente en menos de un 1% de los casos. Ganglios retromamarios, también excepcionales, situados entre la fascia retromamaria y el pectoral mayor; no pueden incluirse en el grupo de ganglios axilares, dada su situación por encima de la fascia que recubre al músculo pectoral mayor.

Desde el punto de vista oncológico y para valorar los resultados del examen histopatológico de las piezas operatorias, en la práctica quirúrgica se fijan tres niveles: I, II y III (niveles o clasificación de Berg) que agrupan las adenopatías en tres zonas: con respecto a su situación por fuera, por detrás o por dentro del músculo pectoral menor, respectivamente.99

También son de importancia los siguientes grupos ganglionares:

1. De la zona supraclavicular. Se consideran, cuando están invadidos por cáncer de mama, como metástasis a distancia en la clasificación TNM.

2. De la cara lateral del cuello: ganglios de la base de la cara lateral del cuello. Su invasión también se considera como M1.

3. Del parénquima mamario (intramamarios): se detectan con cierta frecuencia. Presentan la misma significación clínica y de pronóstico que las metástasis de los ganglios axilares.


99. Berg JW. The significance of axillary node levels in the study of breast carcinoma. Cancer. 1955;8(4):776–778.

La mayoría de autores coincide en aceptar la posibilidad de interconexión de los elementos linfáticos de cada lado, que se verifica preferentemente por detrás del manubrio esternal, a nivel del I espacio intercostal.

[page 22]

c) GANGLIOS MENOS FRECUENTES: aparte del carácter excepcional de presentación de los ganglios interpectorales, existen otras dos localizaciones ganglionares de gran rareza y escasa significación patológica. Ganglio prepectoral de Haggensen, situado en el tejido céluloadiposo subcutáneo premamario, en el sector súperoexterno de la glándula. Presente en menos de un 1% de los casos. Ganglios retromamarios, también excepcionales, situados entre la fascia retromamaria y el pectoral mayor. No puede incluirse en el grupo de ganglios axilares, dada su situación por encima de la fascia que recubre al músculo pectoral mayor.

Desde el punto de vista oncológico y para valorar los resultados del examen histopatológico de las piezas operatorias, en la práctica quirúrgica se fija tres niveles: I, II y III (niveles o clasificación de Berg) que agrupa las adenopatías en tres zonas: con respecto a su situación por fuera, por detrás o por dentro del músculo pectoral menor, respectivamente (Berg JW, 1955).

También son de importancia los siguientes grupos ganglionares:

1. De la zona supraclavicular. Se consideran, cuando están invadidos por cáncer de mama, como metástasis a distancia en la clasificación TNM.

2. De la cara lateral del cuello: ganglios de la base de la cara lateral del cuello. Su invasión también se considera como M1.

3. Del parénquima mamario (intramamarios): se detectan con cierta frecuencia. Presentan la misma significación clínica y de pronóstico que las metástasis de los ganglios axilares.

Anmerkungen

The source is not mentioned.

Sichter
(Hindemith)

[5.] Analyse:Mtc/Fragment 057 01 - Diskussion
Bearbeitet: 10. December 2014, 17:16 Hindemith
Erstellt: 10. December 2014, 15:10 (Hindemith)
Benitez 2004, Fragment, Mtc, SMWFragment, Schutzlevel, Verschleierung, ZuSichten

Typus
Verschleierung
Bearbeiter
Hindemith
Gesichtet
No.png
Untersuchte Arbeit:
Seite: 57, Zeilen: 1ff (entire page)
Quelle: Benitez 2004
Seite(n): 37, 38, Zeilen: 37: 9ff; 38: 1ff
Por lo general, se consiguen imágenes de calidad con la inyección de coloide marcado con 99mTc a dosis entre 0,3 y 0,6 mCi (11-22 MBq) para la administración subdérmica y de entre 1,6 - 2,7 mCi (60 a 100 MBq) para la peritumoral, y el uso de gammacámaras equipadas con colimadores de baja energía y alta resolución.

Referente a los procedimientos de detección del ganglio centinela, estos deben orientarse a la identificación del primer ganglio linfático en recibir el drenaje desde el lugar de la inyección alrededor del tumor primario. Para este propósito la linfogammagrafía debería ser secuenciada, con imágenes obtenidas a diversos intervalos. La rapidez con que se detecta el ganglio(s) centinela(s) variará según el tipo de administración utilizado. La administración peritumoral del radiofármaco va acompañada habitualmente de visualización tardía de los ganglios linfáticos,76,143 realizándose por ello la adquisición de las imágenes a las 2 ó 3 horas de la inyección del radiotrazador. Tanto la administración subdérmica128 como la intratumoral144 ofrecen un porcentaje significativo de visualización temprana, lo que hace necesario la obtención de imágenes precoces (a partir de los 30 minutos de la administración del trazador). Cualquiera que sea la vía de administración, la importancia de la linfogammagrafía mamaria no sólo radica en la diferenciación entre el ganglio centinela y los ganglios linfáticos secundarios, sino también en la capacidad para visualizar el drenaje linfático extraaxilar. La adquisición de las imágenes es aconsejable hacerla con la paciente en posición supina y con el brazo elevado, en proyección anterior y lateral. En situaciones dudosas, se añade la proyección oblicua con la mama retirada de la zona axilar, a efectos de facilitar la identificación del ganglio centinela. La obtención de imágenes de transmisión simultánea, utilizando una fuente plana de 57Co, proporciona referencias anatómicas útiles para la interpretación del estudio gammagráfico. También puede utilizarse un lápiz de 57Co ó 99mTc.

1.7.4- SONDAS DE DETECCIÓN QUIRÚRGICA

Son equipos portátiles diseñados para detectar radiaciones ionizantes, de gran uso en el ámbito de la cirugía radioguiada. Existen numerosos modelos en el mercado. Zanzonico y Heller145 ofrecen una visión general de las sondas actualmente [disponibles. Se componen de dos elementos: el analizador y la sonda detectora.]


76. Pijpers R, Meijer S, Hoekstra OS, et al. Impact of lymphoscintigraphy on sentinel node identification with technetium-99m-colloidal albumin in breast cancer. J. Nucl. Med. 1997;38(3):366–368.

128. De Cicco C, Cremonesi M, Luini A, et al. Lymphoscintigraphy and radioguided biopsy of the sentinel axillary node in breast cancer. J. Nucl. Med. 1998;39(12):2080–2084.

143. Uren RF, Howman-Giles RB, Thompson JF, et al. Mammary lymphoscintigraphy in breast cancer. J. Nucl. Med. 1995;36(10):1775–1780.

144. Valdés Olmos RA, Hoefnagel CA, Nieweg OE, et al. Lymphoscintigraphy in oncology: a rediscovered challenge. Eur J Nucl Med. 1999;26(4 Suppl):S2–S10.

145. Zanzonico P, Heller S. The intraoperative gamma probe: basic principles and choices available. Semin Nucl Med. 2000;30(1):33–48.

Por lo general, dosis entre 0,3 y 0,6 mCi (11-22 MBq) para la administración subdérmica y dosis de entre 1,6 - 2,7 mCi (60 a 100 MBq) para la peritumoral, de coloide marcado con 99mTc y el uso de gammacámaras equipadas con colimadores de baja energía y alta resolución ofrecen imágenes de calidad. Referente a los procedimientos de detección del ganglio centinela, debe orientarse a la identificación del primer ganglio linfático en recibir el drenaje desde el sitio de la inyección en o alrededor del tumor primario. Para este propósito la linfogammagrafía debería ser secuenciada con imágenes obtenidas a diversos intervalos. Sin embargo la realidad es distinta, ya que teniendo en cuenta el tipo de inyección utilizado la rapidez con que se detecte el ganglio centinela(s) será distinta. La administración peritumoral del radiofármaco va acompañada habitualmente de visualización tardía de los ganglios linfáticos (Uren RF, 1995; Pijpers R, 1997), realizándose por ello la adquisición de las imágenes a las 2 – 3 horas de la inyección del radiotrazador. Sin embargo, tanto la administración subdérmica (De Cicco C, 1998)como la intratumoral (Valdés Olmos RA, 1999 b) ofrecen un porcentaje significativo con visualización temprana lo que hace necesario la obtención de imágenes precoces (a partir de los 30 minutos de la administración del trazador). Cualquiera que sea la vía de administración, la importancia de la linfogammagrafía mamaria no sólo radica en la diferenciación entre el ganglio centinela y los ganglios linfáticos secundarios sino que es fundamental para visualizar drenaje

[page 38]

linfático extraaxilar.

La adquisición de las imágenes es aconsejable hacerla con la paciente en posición supina y con el brazo elevado, en proyección anterior y lateral, añadiendo en situaciones dudosas la proyección oblicua con la mama retirada de la zona axilar a efectos de facilitar la identificación del ganglio centinela. La obtención de imágenes de transmisión simultánea, utilizando una fuente plana de 57Co, proporciona referencias anatómicas útiles para la interpretación del estudio gammagráfico. También puede utilizarse un lápiz de 57Co o 99mTc.

2.4. SONDAS DE DETECCIÓN QUIRÚRGICA.

Son equipos portátiles diseñados para detectar radiaciones ionizantes, de gran uso en el ámbito de la cirugía radioguiada. Existe numerosos modelos en el mercado. Zanzonico y Heller (Zanzonico P, 2000) ofrecen una visión general de las sondas actualmente disponibles. Se componen de dos elementos: el analizador y la sonda detectora.

Anmerkungen

The source is not mentioned.

A passage that talks about "sondas actualmente disponibles" is copied literally from the source that was eight years old at the time of writing, and that made reference to a source four years older.

Sichter
(Hindemith)


Fragments (No evaluation)

No Fragment



Fragments (Not plagiarism)

No Fragment



Fragments (Not completed)

No Fragment



Auch bei Fandom

Zufälliges Wiki