Fandom

VroniPlag Wiki

Quelle:Cbc/Aranda 2007

< Quelle:Cbc

31.358Seiten in
diesem Wiki
Seite hinzufügen
Diskussion0

Störung durch Adblocker erkannt!


Wikia ist eine gebührenfreie Seite, die sich durch Werbung finanziert. Benutzer, die Adblocker einsetzen, haben eine modifizierte Ansicht der Seite.

Wikia ist nicht verfügbar, wenn du weitere Modifikationen in dem Adblocker-Programm gemacht hast. Wenn du sie entfernst, dann wird die Seite ohne Probleme geladen.

Angaben zur Quelle [Bearbeiten]

Autor     Núria Aranda Pons
Titel    Efecto de las alteraciones en el gen hfe y de la dieta sobre el exceso de hierro en la población
Ort    Reus
Jahr    2007
Anmerkung    Tesis Doctoral, Universitat Rovira i Virgili. Departament de Ciències Mèdiques Bàsiques
URL    http://www.tdx.cat/handle/10803/8733

Literaturverz.   

no
Fußnoten    no
Fragmente    5


Fragmente der Quelle:
[1.] Analyse:Cbc/Fragment 046 01 - Diskussion
Zuletzt bearbeitet: 2014-12-13 15:06:52 Hindemith
Aranda 2007, Cbc, Fragment, KomplettPlagiat, SMWFragment, Schutzlevel, ZuSichten

Typus
KomplettPlagiat
Bearbeiter
Hindemith
Gesichtet
No.png
Untersuchte Arbeit:
Seite: 46, Zeilen: 1ff (entire page)
Quelle: Aranda 2007
Seite(n): 20, 21, Zeilen: 20: last lines; 22: 1ff
[En] los adultos, aproximadamente el 95 % del hierro necesario para la síntesis de la hemoglobina proviene del reciclaje del hierro de los hematíes senescentes. En contraste, un niño entre los 4 y 12 meses de edad, utiliza el 30 % del hierro contenido en los alimentos con este fin, y la tasa de reutilización a esta edad es menos significativa (Dallman y Simes, 1985).

4.2.1.2 Entrada del hierro dietético al enterocito

El hierro se absorbe de forma activa en las células epiteliales del duodeno y primera porción del yeyuno, decreciendo su absorción hasta la parte distal del intestino.

El epitelio intestinal se organiza en una estructura de pliegues aumentando así la superficie de absorción. Además, la superficie de estos pliegues no es lisa, sino que se encuentra recubierta por unas evaginaciones de 0,5 a 1 mm de altura, que multiplican por ocho la superficie de absorción. En estas vellosidades se pueden distinguir dos partes fundamentales, una, la más próxima a la luz intestinal, que es la vellosidad propiamente dicha, y otra, más profunda con relación a la luz que son las llamadas criptas de Lieberkühn Ariznavarreta, 1999).

En las criptas se encuentran las células juveniles indiferenciadas cuya función será básicamente reguladora. Una vez maduros y transformados en enterocitos adultos, ascienden desde las criptas hasta las vellosidades donde realizarán la función de absorción. Los enterocitos maduros poseen además las llamadas "microvellosidades" con lo que aumentan en 20 veces la superficie interior del intestino.

El enterocito maduro tiene dos superficies: la apical, es la que se encuentra en contacto con la luz intestinal y contiene las microvellosidades que constituyen el llamado borde del cepillo. En esta membrana es donde se producirá la absorción del hierro de la dieta. La superficie latérobasal o basolateral es la que está en contacto con los vasos sanguíneos y es por donde pasará el hierro a la circulación.

Del total del hierro aportado por la dieta occidental (10-20 mg al día), únicamente se absorbe 1-2 mg (aproximadamente el 10% del total), de los cuales 2 terceras partes deriva del grupo hemo (hierro hemo), mientras que el resto es hierro inorgánico (hierro no hemo).

En los adultos, aproximadamente el 95 % del hierro necesario para la síntesis de la hemoglobina proviene del reciclaje del hierro de los hematíes senescentes. En contraste, un niño entre los 4 y 12 meses de edad, utiliza el 30 % del hierro contenido en los alimentos con este fin, y la tasa de reutilización a esta edad es menos significativa (Dallman y Simes, 1985).

[page 22]

1.2.2 ENTRADA DEL HIERRO DIETÉTICO AL ENTEROCITO

El hierro se absorbe de forma activa en las células epiteliales del duodeno y primera porción del yeyuno, decreciendo su absorción hasta la parte distal del intestino.

El epitelio intestinal se organiza en una estructura de pliegues aumentando así la superficie de absorción. Además, la superficie de estos pliegues no es lisa, si no que se encuentra recubierta por unas evaginaciones de 0,5 a 1 mm de altura, que multiplican por ocho la superficie de absorción. En estas vellosidades se pueden distinguir dos partes fundamentales, una, la más próxima a la luz intestinal, que es la vellosidad propiamente dicha, y otra, más profunda con relación a la luz que son las llamadas criptas de Lieberkühn (Ariznavarreta R, 1999).

En las criptas se encuentran las células juveniles indiferenciadas cuya función será básicamente reguladora. Una vez maduros y transformados en enterocitos adultos, ascienden desde las criptas hasta las vellosidades donde realizarán la función de absorción. Los enterocitos maduros poseen además las llamadas “microvellosidades” con lo que aumentan en 20 veces la superficie interior del intestino (Figura 3).

El enterocito maduro tiene dos superficies: la apical, es la que se encuentra en contacto con la luz intestinal y contiene las microvellosidades que constituyen el llamado borde del cepillo. En esta membrana es donde se producirá la absorción del hierro de la dieta. La superficie laterobasal o basolateral es la que está en contacto con los vasos sanguíneos y es por donde pasará el hierro a la circulación.

Del total del hierro aportado por la dieta occidental (10-20 mg al día), únicamente se absorbe 1-2 mg (aproximadamente el 10% del total), de los cuales 2 terceras partes deriva del grupo hemo (hierro hemo), mientras que el resto es hierro inorgánico (hierro no hemo).

Anmerkungen

The source is not mentioned.

Sichter
(Hindemith)

[2.] Analyse:Cbc/Fragment 058 01 - Diskussion
Zuletzt bearbeitet: 2014-12-13 18:31:13 Hindemith
Aranda 2007, Cbc, Fragment, KomplettPlagiat, SMWFragment, Schutzlevel, ZuSichten

Typus
KomplettPlagiat
Bearbeiter
Hindemith
Gesichtet
No.png
Untersuchte Arbeit:
Seite: 58, Zeilen: 1ff (entire page)
Quelle: Aranda 2007
Seite(n): 39, Zeilen: 1ff
4.2.5 EXCRECIÓN

La capacidad de excreción de hierro del organismo es muy limitada, por ello como se ha comentado anteriormente, es necesario un potente sistema regulador de la capacidad de absorción de la mucosa intestinal para alcanzar el equilibrio.

Con respecto a las pérdidas obligadas de hierro, las cantidades que se eliminan diariamente oscilan de 1 a 2 mg/día, lo que representa una pequeña parte de la cantidad total de hierro del organismo.

En el adulto, las pérdidas obligadas de hierro son entre 0,2-0,5 mg por descamación de la piel, entre 0,1-0,3 por orina y entre 0,6-0,7 por heces (Mataix y Llopis, 2002) El hierro eliminado por las heces procede fundamentalmente del que no se ha absorbido de la dieta y de la ferritina contenida en las células descamadas en el tracto intestinal (Petersen et al., 1996).

Por otra parte, en las personas sanas, la eliminación de hierro en la orina es insignificante, debido a que circula unido a proteínas que no se filtran por los glomérulos renales. En determinados estados patológicos si se observa un aumento de la excreción urinaria, es el caso de la hemolisis intravascular, el síndrome nefrótico, la hemocromatosis y, excepcionalmente, las alteraciones en el metabolismo del hierro Kildahl-Andersen et al., 2000).

En la mujer, de la pubertad a la menopausia, hay que añadir las pérdidas relacionadas con las hemorragias menstruales que por término medio se calculan entre 0,4 y 0,5 mg/día. No obstante, estas pérdidas son difíciles de calcular, ya que pueden verse afectadas por muchos factores como el peso, talla, paridad y empleo de anticonceptivos. Así por ejemplo, los anticonceptivos orales pueden dar lugar a reducciones del 50% del volumen de las menstruaciones, mientras que los dispositivos intrauterinos son capaces de provocar incrementos de más de un 100%. Además de las pérdidas fisiológicas, se pueden producir en ocasiones otras por pequeñas hemorragias repetidas como en las neoplasias digestivas, hemorroides, úlceras, toma regular de algunos medicamentos (aspirina, anticoagulantes) y algunas parasitosis digestivas.

1.6 EXCRECIÓN

La capacidad de excreción de hierro del organismo es muy limitada, por ello como se ha comentado anteriormente, es necesario un potente sistema regulador de la capacidad de absorción de la mucosa intestinal para alcanzar el equilibrio.

Con respecto a las pérdidas obligadas de hierro, las cantidades que se eliminan diariamente oscilan de 1 a 2 mg/día (Figura 2), lo que representa una pequeña parte de la cantidad total de hierro del organismo.

En el adulto, las pérdidas obligadas de hierro son entre 0,2-0,5 mg por descamación de la piel, entre 0,1-0,3 por orina y entre 0,6-0,7 por heces (Mataix y Llopis, 2002). El hierro eliminado por las heces procede fundamentalmente del que no se ha absorbido de la dieta y de la ferritina contenida en las células descamadas en el tracto intestinal (Petersen y cols., 1996).

Por otra parte, en las personas sanas, la eliminación de hierro en la orina es insignificante, debido a que circula unido a proteínas que no se filtran por los glomérulos renales. En determinados estados patológicos si se observa un aumento de la excreción urinaria, es el caso de la hemólisis intravascular, el síndrome nefrótico, la hemocromatosis y, excepcionalmente, las alteraciones en el metabolismo del hierro (Kildahl-Andersen y cols., 2000).

En la mujer, de la pubertad a la menopausia, hay que añadir las pérdidas relacionadas con las hemorragias menstruales que por término medio se calculan entre 0,4 y 0,5 mg/día. No obstante, estas pérdidas son difíciles de calcular, ya que pueden verse afectadas por muchos factores como el peso, talla, paridad y empleo de anticonceptivos. Así por ejemplo, los anticonceptivos orales pueden dar lugar a reducciones del 50% del volumen de las menstruaciones, mientras que los dispositivos intrauterinos son capaces de provocar incrementos de más de un 100%. Además de las pérdidas fisiológicas, se pueden producir en ocasiones otras por pequeñas hemorragias repetidas como en las neoplasias digestivas, hemorroides, úlceras, toma regular de algunos medicamentos (aspirina, anticoagulantes) y algunas parasitosis digestivas.

Anmerkungen

The source is not mentioned.

Sichter
(Hindemith)

[3.] Analyse:Cbc/Fragment 061 01 - Diskussion
Zuletzt bearbeitet: 2014-12-13 18:33:59 Hindemith
Aranda 2007, Cbc, Fragment, KomplettPlagiat, SMWFragment, Schutzlevel, ZuSichten

Typus
KomplettPlagiat
Bearbeiter
Hindemith
Gesichtet
No.png
Untersuchte Arbeit:
Seite: 61, Zeilen: 1ff (entire page)
Quelle: Aranda 2007
Seite(n): 52, 53, Zeilen: 52: last paragraph; 53: 1ff
Otros factores dietéticos que actúan como inhibidores son diversos polifenoles y taninos contenidos en el café, en algunos vinos, en productos vegetales e infusiones aromáticas y sobre todo en el té. La absorción disminuye proporcionalmente con el volumen de té o café consumidos, así se ha determinado que en presencia de té, la absorción del hierro disminuye hasta el 60% mientras que en la de café, la absorción se reduce hasta el 40%.

Por su parte, los fitatos (contenidos en la fibra dietética) del salvado, cereales y legumbres también tienen un claro efecto inhibidor, debido a la formación de quelatos insolubles. En este sentido, se ha calculado que de 5 a 10 mg de fitatos pueden reducir la absorción del hierro no hemo a la mitad, lo que puede ser evitado por el consumo de pequeñas cantidades de carne y vitamina C que impiden la formación de estos quelatos, lo que provoca un aumento de la absorción aún en presencia estos inhibidores.

Entre las proteínas que inhiben la absorción del hierro no hemo, encontramos una amplia variedad, tanto de origen animal como vegetal. Las proteínas de origen animal que poseen un efecto inhibidor más significativo son la caseína, las proteínas del suero de la leche, la seroalbúmina bovina y las proteínas de la yema de huevo. De las proteínas de origen vegetal la más importante es una fracción derivada de la proteína de soja, denominada 7S congicina, que demostró poseer un efecto inhibidor sobre la absorción del hierro no hemo similar al producido por los fitatos (Kane y Millar, 1984; Hurrell et al., 1992; Lynch et al., 1994).

Los fosfatos producen compuestos insolubles, principalmente con los iones férricos, inhibiendo consecuentemente su absorción (Bruñe et al., 1992; Jackson y Lee, 1992; Sandberg et al., 1999) También se ha sugerido que el cadmio y el cinc tienen cierto efecto inhibidor, pero su efecto en la absorción de hierro no hemo en humanos es mínimo Hallberg, 2001).

El contenido de sustancias favorecedoras e inhibidoras de la absorción va a determinar la biodisponibilidad del hierro presente en la dieta. Por último, el consumo de alcohol se asocia a un aumento de los niveles de hierro. El mecanismo por el cual se produce esta relación no se conoce de forma exacta aunque existen varias teorías. Una de ellas propone que el alcohol podría aumentar la permeabilidad de la mucosa intestinal al hierro, además de la influencia de la presencia de hierro en algunos vinos y cervezas (Moirand et al., 1991), la otra teoría y más reciente indica que el alcohol podría activar la [absorción dietética del hierro (Whitfield et al., 2001) mediante la inhibición de la expresión de la proteína hepcidina (Flanagan et al., 2007; Kowdley, 2007).]

Otros factores dietéticos que actúan como inhibidores son diversos polifenoles y taninos contenidos en el café, en algunos vinos, en productos vegetales e infusiones aromáticas y sobre todo en el té. La absorción disminuye proporcionalmente con el volumen de té o café consumidos, así se ha determinado que en presencia de té, la absorción del hierro disminuye hasta el 60% mientras que en la de café, la absorción se reduce hasta el 40%.

[page 53]

Por su parte, los fitatos (contenidos en la fibra dietética) del salvado, cereales y legumbres también tienen un claro efecto inhibidor, debido a la formación de quelatos insolubles. En este sentido, se ha calculado que de 5 a 10 mg de fitatos pueden reducir la absorción del hierro no hemo a la mitad, lo que puede ser evitado por el consumo de pequeñas cantidades de carne y vitamina C que impiden la formación de estos quelatos, lo que provoca un aumento de la absorción aún en presencia estos inhibidores.

Entre las proteínas que inhiben la absorción del hierro no hemo, encontramos una amplia variedad, tanto de origen animal como vegetal. Las proteínas de origen animal que poseen un efecto inhibidor más significativo son la caseína, las proteínas del suero de la leche, la seroalbúmina bovina y las proteínas de la yema de huevo. De las proteínas de origen vegetal la más importante es una fracción derivada de la proteína de soja denominada (7S congicina) que demostró poseer un efecto inhibidor sobre la absorción del hierro no hemo similar al producido por los fitatos (Kane y Millar, 1984; Hurrell y cols., 1992; Lynch y cols., 1994)

Los fosfatos producen compuestos insolubles, principalmente con los iones férricos, inhibiendo consecuentemente su absorción (Brune y cols., 1992; Jackson y Lee, 1992; Sandberg y cols., 1999).También se ha sugerido que el cadmio y el cinc tienen cierto efecto inhibidor, pero su efecto en la absorción de hierro no hemo en humanos es mínimo (Hallberg, 2001).

El contenido de sustancias favorecedoras e inhibidoras de la absorción va a determinar la biodisponibilidad del hierro presente en la dieta.

Por último, el consumo de alcohol se asocia a un aumento de los niveles de hierro. El mecanismo por el cual se produce esta relación no se conoce de forma exacta aunque existen varias teorías. Una de ellas propone que el alcohol podría aumentar la permeabilidad de la mucosa intestinal al hierro, además de la influencia de la presencia de hierro en algunos vinos y cervezas (Moirand y cols., 1991), la otra teoría y más reciente indica que el alcohol podría activar la absorción dietética del hierro (Whitfield y cols., 2001) mediante la inhibición de la expresión de la proteína hepcidina (Flanagan y cols., 2007; Kowdley, 2007).

Anmerkungen

The source is not mentioned.

Sichter
(Hindemith)

[4.] Analyse:Cbc/Fragment 142 10 - Diskussion
Zuletzt bearbeitet: 2014-12-13 18:28:31 Hindemith
Aranda 2007, Cbc, Fragment, SMWFragment, Schutzlevel, Verschleierung, ZuSichten

Typus
Verschleierung
Bearbeiter
Hindemith
Gesichtet
No.png
Untersuchte Arbeit:
Seite: 142, Zeilen: 10-21
Quelle: Aranda 2007
Seite(n): 186, 187, Zeilen: 186: 4ff; 187: 1ff
El procedimiento de obtención, extracción y conservación de las muestras de sangre para determinar las variables bioquímicas y genéticas, siguió el protocolo establecido y aceptado por estamentos internacionales.

Se ha utilizado una amplia batería de parámetros bioquímicos relacionados con el metabolismo del hierro para determinar el estado de hierro. Para los parámetros bioquímicos que valoran el déficit de hierro se utilizaron los límites de normalidad aceptados internacionalmente (WHO, 2001; Center of Disease Control and Prevention, 1998) dentro de los valores de una población general de lactantes.

Para las determinaciones genéticas se ha realizado el método de reacción en cadena de la polimerasa, utilizado ampliamente en la literatura científica, ya descrito para cada una de las alteraciones que hemos analizado del gen HFE (Jouanolle et al., 1997; Mura et al., 1999).

El procedimiento de obtención, extracción y conservación de las muestras de sangre para determinar las variables bioquímicas y genéticas, siguió el protocolo establecido y aceptado por estamentos internacionales.

Para determinar el estado de hierro hemos utilizado una amplia batería de parámetros bioquímicos relacionados con el metabolismo del hierro.

Para los parámetros bioquímicos que valoran la sobrecarga severa de hierro se utilizaron los limites de normalidad aceptados internacionalmente (WHO, 2000).

[...]

Para las determinaciones genéticas se ha procedido a realizar el método de reacción en cadena de la polimerasa, utilizado ampliamente en la literatura científica, ya descrito para cada una de

[page 187]

las alteraciones que hemos analizado del gen HFE (Jouanolle y cols. 1997; Mura y cols. 1999).

Anmerkungen

The source is not mentioned.

Sichter
(Hindemith)

[5.] Analyse:Cbc/Fragment 149 22 - Diskussion
Zuletzt bearbeitet: 2014-12-13 15:23:40 Hindemith
Aranda 2007, Cbc, Fragment, SMWFragment, Schutzlevel, Verschleierung, ZuSichten

Typus
Verschleierung
Bearbeiter
Hindemith
Gesichtet
No.png
Untersuchte Arbeit:
Seite: 149, Zeilen: 22-31
Quelle: Aranda 2007
Seite(n): 189, Zeilen: 6ff
Al descubrirse en 1996 el gen HFE (Feder et al., 1996) muchos investigadores han descrito la prevalencia de sus alteraciones principales (C282Y, H63D y S65C).

La mutación C282Y parece ser que tiene su origen en un solo antepasado de origen celta en el norte de Europa hace unos 2000 años (Lucotte et al., 2003; Milman et al., 2003). Este defecto genético, que no causó ningún obstáculo serio a la reproducción y pudo incluso haber conferido algunas ventajas como son la resistencia a la deficiencia dietética del hierro y a ciertas enfermedades infecciosas, fue extendido a través de la migración de dicha población. En la actualidad, la mutación C282Y de forma homocigota y el compuesto C282Y/H63D son las formas genotípicas con mayor penetrancia. El resto de genotipos tienen [una expresión fenotípica más leve o moderada ;Beutler et al., 1996; Feder et al., 1997; Waheed et al., 1997).]

[page 189]

Desde el descubrimiento del gen HFE en 1996 (Feder y cols., 1996), muchos han sido los investigadores que han descrito la prevalencia de sus alteraciones principales (C282Y, H63D y S65C). [...]

La mutación C282Y parece ser que tiene su origen en un solo antepasado de origen celta en el norte de Europa hace unos 2000 años (Lucotte y cols. 2003, Milman y cols., 2003b). Este defecto genético, que no causó ningún obstáculo serio a la reproducción y pudo incluso haber conferido algunas ventajas como son la resistencia a la deficiencia dietética del hierro y a ciertas enfermedades infecciosas, fue extendido a través de la migración de dicha población. En la actualidad, la mutación C282Y de forma homocigota se encuentra en aproximadamente 5 de cada 1000 personas de los descendientes del norte de Europa, aunque parece no afectar a nuestra zona geográfica. Aproximadamente el 80-90 % de los individuos con hemocromatosis hereditaria clínica son homocigotos para C282Y y un 5% son heterocigotos compuestos C282Y/H63D (Jouanolle y cols. 1997; Hanson y cols. 2001). El resto de genotipos tienen una expresión fenotípica más leve o moderada (Beutler y cols., 1996; Feder y cols., 1997; Waheed y cols., 1997).

Anmerkungen

The source is not mentioned.

The literature cited is written in English and does not contain the text parallels.

Sichter
(Hindemith)

Auch bei Fandom

Zufälliges Wiki