Fandom

VroniPlag Wiki

Quelle:Jgs/Ortigosa 2012

< Quelle:Jgs

31.377Seiten in
diesem Wiki
Seite hinzufügen
Diskussion0

Störung durch Adblocker erkannt!


Wikia ist eine gebührenfreie Seite, die sich durch Werbung finanziert. Benutzer, die Adblocker einsetzen, haben eine modifizierte Ansicht der Seite.

Wikia ist nicht verfügbar, wenn du weitere Modifikationen in dem Adblocker-Programm gemacht hast. Wenn du sie entfernst, dann wird die Seite ohne Probleme geladen.

Angaben zur Quelle [Bearbeiten]

Autor     Sandra Ortigosa Gómez
Titel    Matrices biológicas y biomarcadores de exposición fetal a drogas de abuso durante el tercer trimestre de la gestación
Ort    Barcelona
Datum    October 2012
Anmerkung    Tesis Doctoral, Universitat Autònoma de Barcelona. IMIM - Institut de Recerca Hospital del Mar Departament de Pediatria, Obstetrícia i Ginecologia, Medicina Preventiva i Salut Pública
URL    http://www.tdx.cat/handle/10803/117467

Literaturverz.   

no
Fußnoten    no
Fragmente    3


Fragmente der Quelle:
[1.] Analyse:Jgs/Fragment 009 08 - Diskussion
Zuletzt bearbeitet: 2014-12-17 10:39:51 Hindemith
Fragment, Jgs, Ortigosa 2012, SMWFragment, Schutzlevel, Verschleierung, ZuSichten

Typus
Verschleierung
Bearbeiter
Hindemith
Gesichtet
No.png
Untersuchte Arbeit:
Seite: 9, Zeilen: 8-26, 33-37
Quelle: Ortigosa 2012
Seite(n): 24, 25, 26, 37, 38, 46, 48, Zeilen: 24: 29ff; 25: 17ff; 26: 1ff; 37: 10ff; 38: 1ff; 46: 17ff; 48: 10ff
La exposición prenatal a estas sustancias aumenta el riesgo de complicaciones obstétricas y tiene graves consecuencias, no solo en el desarrollo del feto, sino también del niño durante las etapas posteriores de la vida (6).

El consumo prenatal de cocaína se ha asociado con desprendimiento de placenta y parto prematuro, además de una tasa aumentada de bajo peso al nacer, microcefalia y anomalías congénitas (7-9). El consumo de cannabis durante la gestación se ha relacionado con falta de atención, impulsividad y deficiencia de atención y de memoria en los hijos (10). La exposición fetal a opiáceos se ha asociado principalmente con síndrome de abstinencia neonatal (5,11) y complicaciones obstétricas. Los efectos adversos del etanol en el embarazo quedan incluidos en el término general de trastorno del espectro alcohol fetal (en inglés, foetal alcohol spectrum disorder [FASD]), que incluye una serie de alteraciones físicas, conductuales y cognitivas (12). El consumo de tabaco durante la gestación dobla prácticamente el riesgo de la mujer de tener un recién nacido con bajo peso al nacer e incrementa el riesgo de parto pretérmino (13).

Los diferentes trabajos sobre detección de drogas de abuso en el embarazo coinciden en que existe una infradeclaración del consumo por las gestantes (14). El miedo a repercusiones legales, el sentimiento de culpa, sesgos de memoria o los métodos de entrevista son algunos de los factores que provocan que se minimice o niegue el consumo (15-18). La orina, utilizada de forma habitual como método de cribado, sólo detecta la exposición durante 1-4 días previos al parto (6,15,19).

[...] Además, el análisis del pelo materno ha demostrado ser más sensible en comparación con otras matrices con una ventana amplia de exposición como el meconio o el pelo neonatal (22-24). El cabello tiene un crecimiento de 1 cm al mes, lo que permite ampliar la ventana de detección hasta meses o años y proporcionar información de la exposición a lo largo de la gestación (6,15,19).


5. Shankaran S, Lester BM, Das A, Bauer CR, Bada HS, Lagasse L, et al. Impact of maternal substance use during pregnancy on childhood outcome. Semin Fetal Neonatal Med. 2007;12: 143-50.

6. Huestis MA, Choo RE. Drug abuse's smallest victims: in utero drug exposure. Forensic Sci Int. 2002;128:20-30.

7. Chasnoff IJ, Bussey ME, Savich R, Stack CM. Perinatal cerebral infarction and maternal cocaine use. J Pediatr. 1986;108:456-9.

8. Chasnoff IJ Griffith DR. Cocaine: clinical studies of pregnancy and the newborn. Ann N Y Acad Sci. 1989;562: 260-6.

9. Ellis JE, Byrd LD, Sexson WR, Patterson-Barnett CA. In utero exposure to cocaine: a review. South Med J. 1993;86:725-31.

10. de Moraes MC, Guinsburg R, de Araújo C, Mitsuhiro S, Chalem E, Laranjeira RR. Exposure to marijuana during pregnancy alters neurobehavior in the early neonatal period. J Pediatr. 2006;149:781-7.

11. Winklbaur B, Jung E, Fischer G. Opioid dependence and pregnancy. Curr Opin Psychiatry. 2008;21: 255-9.

12. Sokol RJ, Delaney-Black V, Nordstrom B. Fetal alcohol spectrum disorder. JAMA. 2003;290: 2996-9.

13. Andres RL, Day MC. Perinatal complications associated with maternal tobacco use. Semin Neonatol. 2000;5:231-41.

14. Manich A, Velasco M, Joya X, Garcia-Lara NR, Pichini S, Vall O, et al. Validez del cuestionario de consumo materno de alcohol para detectar la exposición prenatal. An Pediatr (Barc). 2011 Nov 19. [Epub ahead of print]

15. Eyler FD, Behnke M, Wobie K, Garvan CW, Tebbett I. Relative ability of biologic specimens and interviews to detect prenatal cocaine use. Neurotoxicol Teratol. 2005;27:677-87.

16. Garcia-Algar O, Vall Combelles O, Puig Sola C, Mur Sierra A, Scaravelli G, Pacifici R, et al. Exposición prenatal a drogas de abuso utilizando el análisis del meconio en una población de bajo nivel socioeconómico en Barcelona. An Pediatr (Barc). 2009;70:151-8.

17. Bessa MA, Mitsuhiro SS, Chalem E, Barros MM, Guinsburg R, Laranjeira R. Underreporting of use of cocaine and marijuana during the third trimester of gestation among pregnant adolescents. Addict Behav. 2010;35:266-9.

18. Lester BM, ElSohly M, Wright LL, Smeriglio VL, Verter J, Bauer CR, et al. The Maternal Lifestyle Study: drug use by meconium toxicology and maternal self-report. Pediatrics. 2001;107:309-17.

19. Lozano J, Garcia-Algar O, Vall O, de la Torre R, Scaravelli G, Pichini S. Biological matrices for the evaluation of in utero exposure to drugs of abuse. Ther Drug Monit. 2007;29:711-34.

22. Ostrea EM, Jr., Knapp DK, Tannenbaum L, Ostrea AR, Romero A, Salari V, et al. Estimates of illicit drug use during pregnancy by maternal interview, hair analysis, and meconium analysis. J Pediatr. 2001;138:344-8.

23. DiGregorio GJ, Ferko AP, Barbieri EJ, Ruch EK, Chawla H, Keohane D, et al. Determination of cocaine usage in pregnant women by a urinary EMIT drug screen and GC-MS analyses. J Anal Toxicol. 1994;18:247-50.

24. Garcia-Bournissen F, Rokach B, Karaskov T, Koren G. Cocaine detection in maternal and neonatal hair: implications to fetal toxicology. Ther Drug Monit. 2007;29:71-6.

La exposición prenatal a estas sustancias aumenta el riesgo de complicaciones obstétricas y tiene graves consecuencias, no solo en el desarrollo del feto, sino también del niño durante las etapas posteriores de la vida (Behnke y Eyler, 1993; Bennet y cols., 2002; Huestis y cols., 2002; Linares y cols. 2006; Mayers y cols., 1998; Messiah y cols., 2011; Shankaran y cols., 2003).

[page 25]

El consumo prenatal de COC se ha asociado con desprendimiento de placenta y parto prematuro, además de una disminución de parámetros somatométricos y microcefalia (Addis y cols., 2001; Cambell y cols., 2003;Chasnoff y cols., 1985; Chasnoff y cols., 1986; Chasnoff y cols., 1989; Dombrowski y cols., 1991; Ellis y cols., 1993; Hulse y cols., 1997; Kain y cols., 1993; Levy y cols., 1990; Schempf y cols., 2007; Shankaran y cols., 2007).

[page 26]

El consumo de cannabis durante la gestación se ha relacionado con falta de atención, impulsividad y deficiencia de atención y de memoria en los hijos (de Moraes y cols., 2006).

La exposición fetal a opiáceos se ha asociado principalmente con síndrome de abstinencia neonatal (Shankaran et a., 2007, Winklbaur y cols., 2008) y complicaciones obstétricas, así como alteraciones de parámetros somatométricos, principalmente del peso (Baldwin y cols., 1982; Levy y cols., 1990; Shankaran y cols., 2007).

Los efectos adversos del etanol en el embarazo quedan incluidos en el término general de Trastorno del Espectro Alcohólico Fetal (FASD), que incluye una serie de alteraciones físicas, conductuales y cognitivas (Sokol y cols., 2003), y pueden ir desde alteraciones leves a grados más graves. [...]

El consumo de tabaco durante la gestación dobla prácticamente el riesgo de la mujer de tener un recién nacido con bajo peso al nacer e incrementa el riesgo de parto pretérmino (Andres y cols., 2000).

[page 37]

Los diferentes trabajos sobre detección de drogas de abuso en el embarazo coinciden en que existe una infradeclaración del consumo por las gestantes (García-Algar y cols., 2009; Manich y cols., 2011, Russell y cols., 1996), por lo que, durante el embarazo es difícil obtener una información exacta sobre el consumo de sustancias de abuso mediante cuestionarios. La sinceridad de las madres está influenciada negativamente por una serie de factores, entre los cuales destacan el miedo a repercusiones legales, el sentimiento de culpa, sesgos de memoria o la falta de confianza hacia el personal (Bessa y cols., 2010; Eyler y cols., 2005; García-Algar y cols., 2009; Lester y cols., 2001).

[page 38]

La orina, utilizada de forma habitual como método de cribado, sólo detecta la exposición durante 1-4 días previos al parto (Eyler y cols., 2005; Huestis y Choo, 2008; Lozano y cols., 2007b).

[page 46]

El cabello crece aproximadamente entre 0,6 y 1,4 cm por mes, dependiendo del tipo de pelo y el lugar anatómico en que se encuentre (Balabanova y Wolf, 1989; Han y cols., 2005; Offidani y cols., 1993). Lo que permite ampliar la ventana de detección hasta meses o años y proporcionar información de la exposición a lo largo de la gestación (Eyler y cols., 2005; Huestis y Choo, 2002; Lozano y cols., 2007b).

[page 48]

Además el análisis de pelo materno ha demostrado ser más sensible en comparación con otras matrices con una ventana amplia de exposición como el meconio o el pelo neonatal (DiGregorio y cols., 1994; Garcia-Boumissen y cols., 2007; Ostrea y cols., 2001).

Anmerkungen

The source is not mentioned.

Sichter
(Hindemith)

[2.] Analyse:Jgs/Fragment 018 01 - Diskussion
Zuletzt bearbeitet: 2014-12-17 10:39:24 Hindemith
Fragment, Jgs, Ortigosa 2012, SMWFragment, Schutzlevel, Verschleierung, ZuSichten

Typus
Verschleierung
Bearbeiter
Hindemith
Gesichtet
No.png
Untersuchte Arbeit:
Seite: 18, Zeilen: 1ff (entire page)
Quelle: Ortigosa 2012
Seite(n): 43, 45, Zeilen: 43: 1ff; 45: 1ff
Además, las concentraciones de sustancias de abuso en meconio habitualmente son más elevadas que las halladas en orina a causa de la acumulación a lo largo de varios meses de gestación (26). De esta forma, el análisis de meconio permite la detección del consumo activo o de la exposición pasiva de sustancias de abuso por la madre durante las últimas 20 semanas de gestación, y por lo tanto, aporta información acerca de la exposición fetal crónica a las mismas (3,19,62).

En la misma línea, el análisis de drogas en meconio aporta mucha más información respecto a la exposición crónica a sustancias de abuso en contraposición con el análisis de orina neonatal, el suero de sangre de cordón umbilical o el pelo neonatal, que informa de la exposición reciente (63).

Las sustancias de abuso en meconio están presenten en el rango de nanogramos a microgramos por gramo de meconio. El meconio es una matriz no homogénea y compleja con lo que la recuperación de sustancias de abuso depende en buena medida de la técnica de extracción escogida. Se recomienda la congelación inmediata de las muestra de meconio momentos después de la recogida con el fin de no degradar la eventual presencia de drogas en dicha matriz. Habitualmente, las sustancias en meconio se mantienen estables a una temperatura de -20ºC durante un período prolongado en el tiempo (64).

El meconio es especialmente útil en la evaluación de la exposición in utero a sustancias de abuso (64). Los primeros estudios realizados en meconio demostraron que las sustancias de abuso y sus metabolitos principales están presentes en dicha matriz. Sin embargo, mediante investigaciones posteriores realizadas con metodologías más sensibles y específicas se ha demostrado que los metabolitos principales de las sustancias de abuso suelen hallarse de forma predominante o incluso en muchos casos de forma única en meconio. Por ejemplo, en el caso de la cocaína (COC), se detectan los metabolitos m- y p-hidroxibenzoilecgonina (OH-BE) en detrimento de la sustancia madre (65) y en el caso del cannabis, se obtiene principalmente 11-hidroxi-Δ9-tetrahidrocannabinol (THC-OH) (66).

Sin embargo, una desventaja del análisis de meconio es la elevada tasa de falsos positivos hallada en los métodos de detección por inmunoensayo. Las técnicas de inmunoensayo diseñadas para el análisis en orina han sido modificadas para su uso en meconio y muchos de estos métodos carecen de una rigurosa validación del proceso analítico y generalmente no existe una posterior confirmación del resultado. Por ejemplo, en el trabajo Moore y colaboradores de 1995, en 535 muestras positivas por inmunoensayo a metabolitos de THC, COC y opiáceos, tan sólo confirmó mediante cromatografía de gases acoplada a espectrometría de masas (GC/MS) el 56% a 59% de las muestras (67). Por lo tanto, los resultados obtenidos por inmunoensayo deben ser confirmados por un método más específico como GC/MS, cromatografía líquida acoplada a espectrometría de masas (LC/MS) o espectrometría de masas en tándem (MS/MS).

Se ha llevado a cabo la evaluación de la exposición in utero a diferentes sustancias de abuso mediante el análisis de meconio.


3. Levy M, Koren G. Obstetric and neonatal effects of drugs of abuse. Emerg Med Clin North Am. 1990;8:633-52.

19. Lozano J, Garcia-Algar O, Vall O, de la Torre R, Scaravelli G, Pichini S. Biological matrices for the evaluation of in utero exposure to drugs of abuse. Ther Drug Monit. 2007;29:711-34.

26. Bar-Oz B, Klein J, Karaskov T, Koren G. Comparison of meconium and neonatal hair analysis for detection of gestational exposure to drugs of abuse. Arch Dis Child Fetal Neonatal Ed. 2003;88:F98-F100.

62. Koren, G., Chan, D., Klein, J., and Karaskov, T. (2002). Estimation of fetal exposure to drugs of abuse, environmental tobacco smoke, and ethanol. Ther Drug Monit 24, 23-25.

63. Ostrea, E. M., Jr., Bielawski, D. M., Posecion, N. C., Jr., Corrion, M., Villanueva-Uy, E., Jin, Y., Janisse, J. J., and Ager, J. W. (2008). A comparison of infant hair, cord blood and meconium analysis to detect fetal exposure to environmental pesticides.Environ Res 106, 277-283.

64. Pichini S, Pacifici R, Pellegrini M, Marchei E, Lozano J, Murillo J, et al. Development and validation of a high-performance liquid chromatography-mass spectrometry assay for determination of amphetamine, methamphetamine, and methylenedioxy derivatives in meconium. Anal Chem. 2004;76:2124-32.

65. Pichini, S., Marchei, E., Pacifici, R., Pellegrini, M., Lozano, J., and Garcia-Algar, O. (2005a). Application of a validated high-performance liquid chromatography-mass spectrometry assay to the analysis of m- and p-hydroxybenzoylecgonine in meconium.J Chromatogr B Analyt Technol Biomed Life Sci 820, 151-156.

66. ElSohly, M. A., and Feng, S. (1998). delta 9-THC metabolites in meconium: identification of 11-OH-delta 9-THC, 8 beta,11-diOH-delta 9-THC, and 11-nor-delta 9-THC-9-COOH as major metabolites of delta 9-THC. J Anal Toxicol 22, 329-335.

67. Moore, C., Lewis, D., and Leikin, J. (1995). False-positive and false-negative rates in meconium drug testing. Clin Chem 41, 1614-1616.

Además, las concentraciones de sustancias de abuso en meconio habitualmente son más elevadas que las halladas en orina a causa de la acumulación a lo largo de varios meses de gestación (Bar-Oz y cols., 2003). De esta forma, el análisis de meconio permite la detección del consumo activo o de la exposición pasiva de sustancias de abuso por la madre durante las últimas 20 semanas de gestación, y por lo tanto, aporta información acerca de la exposición fetal crónica a las mismas (Koren y cols., 2002; Lester y cols., 2001; Levy y Koren, 1990; Gray, 2009).

En la misma línea, el análisis de drogas en meconio aporta mucha más información respecto a la exposición crónica a sustancias de abuso en contraposición con el análisis de orina neonatal, el suero de sangre de cordón umbilical o el pelo neonatal, que informa de la exposición reciente (Ostrea y cols., 2008). Las sustancias de abuso en meconio están presentes en el rango de ng a μg por gramo de meconio. El meconio es una matriz no homogénea y compleja con lo que la recuperación de sustancias de abuso depende en buena medida de la técnica de extracción escogida. Se recomienda la congelación inmediata de la muestra de meconio momentos después de la recogida con el fin de no degradar la eventual presencia de drogas en dicha matriz. Habitualmente, las sustancias en meconio se mantienen estables a una temperatura de –20ºC durante un período prolongado en el tiempo (Pichini y cols., 2004) (tabla 3).

El meconio es especialmente útil en la evaluación de la exposición in utero a sustancias de abuso (Pichini y cols., 2004). Los primeros estudios realizados en meconio demostraron que las sustancias de abuso y sus metabolitos principales están presentes en dicha matriz. Sin embargo, mediante investigaciones posteriores realizadas con metodologías más sensibles y específicas se ha demostrado que los metabolitos principales de las sustancias de abuso suelen hallarse de forma predominante o incluso en muchos casos de forma única en meconio. Por ejemplo, en el caso de la COC, se detectan los metabolitos m- y p-OH-BE en detrimento de la sustancia madre (Pichini y cols., 2005a) y en el caso del cannabis, se obtiene principalmente THC-OH (ElSohly y Feng y cols., 1998).

[page 45]

Sin embargo, una desventaja del análisis de meconio es la elevada tasa de falsos positivos hallada en los métodos de detección por inmunoensayo. Las técnicas de inmunoensayo diseñadas para el análisis en orina han sido modificadas para su uso en meconio y muchos de estos métodos carecen de una rigurosa validación del proceso analítico y generalmente no existe una posterior confirmación del resultado. Por ejemplo, en el trabajo de Moore y colaboradores de 1995, en 535 muestras positivas por inmunoensayo a metabolitos de THC, COC y opiáceos, tan sólo confirmó mediante GC/MS del 56% a 59% de las muestras (Moore y cols., 1995).

En los últimos años se han desarrollado nuevas técnicas de cromatografía de gases que utilizando el meconio como matriz permiten la detección de sustancias de abuso con mayor sensibilidad y especificidad, por lo que los resultados obtenidos por inmunoensayo deben ser confirmados por un método más específico como GC/MS, LC/MS o MS/MS. El inconveniente es la complejidad, así como el coste de estas técnicas y el hecho de no estar disponibles en todos los centros. Esto hace que estos análisis no se realicen de forma rutinaria en todos los recién nacidos.

Se ha llevado a cabo la evaluación de la exposición in utero a diferentes sustancias de abuso mediante el análisis de meconio.

Anmerkungen

The source is not mentioned.

The passage can also be found in Joya (2012) (p. 59 11ff)

Sichter
(Hindemith)

[3.] Analyse:Jgs/Fragment 022 01 - Diskussion
Zuletzt bearbeitet: 2014-12-17 10:54:54 Hindemith
Fragment, Jgs, KomplettPlagiat, Ortigosa 2012, SMWFragment, Schutzlevel, ZuSichten

Typus
KomplettPlagiat
Bearbeiter
Hindemith
Gesichtet
No.png
Untersuchte Arbeit:
Seite: 22, Zeilen: 1ff (entire page)
Quelle: Ortigosa 2012
Seite(n): 49, 50, Zeilen: 49: 2ff; 50: 2ff
[Esto es especialmente importante en aquellas sustancias de] abuso que pueden estar en el medio ambiente debido a la forma en que se consumen como por ejemplo el cannabis y la cocaína (93).

La mayor ventaja práctica que nos ofrece el análisis toxicológico en pelo respecto al análisis efectuado en orina o en sangre es la mayor ventana de detección en el tiempo que nos ofrece (desde semanas a meses, dependiendo de la longitud del mechón de pelo). La evaluación de la exposición crónica a sustancias de abuso se realiza mediante el análisis segmentario del pelo. El pelo crece a un ritmo aproximado de 1 cm por mes, con lo cual es posible asociar patrones de distribución de sustancias en el pasado teniendo en cuenta la tasa de crecimiento del pelo. Además, las sustancias de abuso son muy estables en la matriz queratínica durante largos períodos de tiempo.

Otra ventaja del análisis toxicológico del pelo respecto a la sangre o la orina es el procedimiento de recogida de muestras debido a que: (1) es un procedimiento no invasivo y fácil de realizar, (2) la muestra no es fácil de adulterar por dilución con agua (como sucede con la orina), y (3) en el caso en que exista un problema en el procesamiento de la muestra (cambio, fallo en el envío, etc.) es posible obtener una muestra idéntica. Este último punto es de gran importancia en toxicología forense.

El análisis toxicológico del pelo se ha aplicado en diferentes escenario, por ejemplo, la evaluación del consumo de drogas en población general (94-96), en poblaciones de estudiantes (97,98), en la renovación de licencias de conducción (99), en la evaluación de la exposición intrauterina a sustancias de abuso (62) o con el fin de evaluar el cumplimiento de la terapia de sustitución del consumo de drogas de abuso (100).

Habitualmente, el estudio analítico toxicológico de pelo se inicia con una técnica de cribado mediante inmunoensayo, seguida de una confirmación con técnicas cromatográficas. En la Tabla 3 se recogen las principales técnicas que se han desarrollado para cuantificar las sustancias de abuso en pelo materno y neonatal. La GC/MS es la técnica confirmatoria más ampliamente utilizada para analizar sustancias de abuso en cabello. Sin embargo, la LC/MS es cada vez más importante en el campo del análisis toxicológico en pelo, debido a su mayor sensibilidad para determinar compuestos termolábiles, aportando así límites de detección y cuantificación cada vez más bajos y además no requieren procesos que consumen largos períodos de tiempo como la derivatización. Sin embargo, antes del análisis cromatográfico, los analitos deben ser (1) extraídos del interior de la matriz, y (2) concentrados en un disolvente compatible con los instrumentos de análisis. No existe un método universal para extraer los analitos de la matriz del cabello y depende de la naturaleza química y la estabilidad del compuesto a analizar. Por lo tanto, opiáceos y cocaína son los compuestos que mejor se extraen utilizando una hidrólisis ácida leve, a fin de evitar la conversión de la heroína o la 6- monoacetilmorfina (6-MAM) a morfina (MOR) o de la cocaína a BE (86). Por otro lado, los compuestos anfetamínicos o cannabinoides pueden ser extraídos utilizando fuertes condiciones alcalinas (90,98,101). Otros métodos de extracción están basados en el uso de disolventes o tampones de extracción (102) o en extracciones enzimáticas (103).


62. Koren, G., Chan, D., Klein, J., and Karaskov, T. (2002). Estimation of fetal exposure to drugs of abuse, environmental tobacco smoke, and ethanol. Ther Drug Monit 24, 23-25.

86. Girod, C., and Staub, C. (2000). Analysis of drugs of abuse in hair by automated solidphase extraction, GC/EI/MS and GC ion trap/CI/MS. Forensic Sci Int 107, 261-271.

90. Villamor, J. L., Bermejo, A. M., Fernandez, P., and Tabernero, M. J. (2005). A new GC-MS method for the determination of five amphetamines in human hair. J Anal Toxicol 29, 135-139.

93. SoHT (2004). Recommendations for hair testing in forensic cases.Forensic Sci Int 145, 83- 84.

94. Hartwig, S., Auwarter, V., and Pragst, F. (2003). Effect of hair care and hair cosmetics on the concentrations of fatty acid ethyl esters in hair as markers of chronically elevated alcohol consumption. Forensic Sci Int 131, 90-97.

95. Jurado, C., Menendez, M., Repetto, M., Kintz, P., Cirimele, V., and Mangin, P. (1996). Hair testing for cannabis in Spain and France: is there a difference in consumption? J Anal Toxicol 20, 111-115.

96. Tsanaclis, L., and Wicks, J. F. (2007). Patterns in drug use in the United Kingdom as revealed through analysis of hair in a large population sample. Forensic Sci Int 170, 121-128.

97. Kidwell, D. A., Blanco, M. A., and Smith, F. P. (1997). Cocaine detection in a university population by hair analysis and skin swab testing. Forensic Sci Int 84, 75-86.

98. Quintela, O., Bermejo, A. M., Tabernero, M. J., Strano-Rossi, S., Chiarotti, M., and Lucas, A. C. (2000). Evaluation of cocaine, amphetamines and cannabis use in university students through hair analysis: preliminary results. Forensic Sci Int 107, 273-279.

99. Ricossa, M. C., Bernini, M., and F, D. E. F. (2000). Hair analysis for driving licence in cocaine and heroin users.An epidemiological study. Forensic Sci Int 107, 301-308.

100. Kintz, P., Bundeli, P., Brenneisen, R., and Ludes, B. (1998). Dose-concentration relationships in hair from subjects in a controlled heroin-maintenance program. J Anal Toxicol 22, 231-236.

101. Stanaszek, R., and Piekoszewski, W. (2004). Simultaneous determination of eight underivatized amphetamines in hair by high-performance liquid chromatography-atmospheric pressure chemical ionization mass spectrometry (HPLC-APCI-MS). J Anal Toxicol 28, 77-85.

102. Scheidweiler, K. B., and Huestis, M. A. (2004). Simultaneous quantification of opiates, cocaine, and metabolites in hair by LC-APCI-MS/MS. Anal Chem 76, 4358-4363.

103. Vincent, F., Bessard, J., Vacheron, J., Mallaret, M., and Bessard, G. (1999). Determination of buprenorphine and norbuprenorphine in urine and hair by gas chromatography-mass spectrometry.J Anal Toxicol 23, 270-279.

Esto es especialmente importante en aquellas sustancias de abuso que pueden estar en el medio ambiente debido a la forma en que se consumen como por ejemplo el cannabis y la COC (SoHT, 2004).

La mayor ventaja práctica que nos ofrece el análisis toxicológico en pelo respecto el análisis efectuado en orina o en sangre es la mayor ventana de detección en el tiempo que nos ofrece (desde semanas a meses, dependiendo de la longitud del mechón de pelo). La evaluación de la exposición crónica a sustancias de abuso se realiza mediante el análisis segmentario del pelo. El pelo crece a un ritmo aproximado de 1 cm por mes, con lo cual es posible asociar patrones de distribución de sustancias en el pasado teniendo en cuenta la tasa de crecimiento del pelo. Además, las sustancias de abuso son muy estables en la matriz queratínica durante largos períodos de tiempo.

Otra ventaja del análisis toxicológico del pelo respecto a la sangre o la orina es el procedimiento de recogida de muestras debido a que: 1) es un procedimiento no invasivo y fácil de realizar, 2) la muestra no es fácil de adulterar por dilución con agua (como sucede con la orina) y 3) en el caso en que exista un problema en el procesamiento de la muestra (cambio, fallo en el envío, etc.), es posible obtener una muestra idéntica. Este último punto es de gran importancia en toxicología forense.

El análisis toxicológico del pelo se ha aplicado en diferentes escenarios, por ejemplo, la evaluación del consumo de drogas en población general (Hartwig y cols., 2003; Jurado y cols., 1996; Tsanaclis y Wicks, 2007), en poblaciones de estudiantes (Kidwell y cols., 1997; Quintela y cols., 2000), en la renovación de licencias de conducción (Riscossa y cols., 2000), en la evaluación de la exposición intrauterina a sustancias de abuso (Koren y cols., 2002) o con el fin de evaluar el cumplimiento de la terapia de sustitución del consumo de drogas de abuso (Kintz y cols., 1998).

Habitualmente, el estudio analítico toxicológico de pelo se inicia con una técnica de cribado mediante inmunoensayo, seguida de una confirmación con técnicas cromatográficas. En la tabla 4 se recogen las principales técnicas que se han desarrollado para cuantificar las

[página 50]

sustancias de abuso en pelo materno y neonatal. La GC/MS es la técnica confirmatoria más ampliamente utilizada para analizar sustancias de abuso en cabello. Sin embargo, la LC/MS es cada vez más importante en el campo del análisis toxicológico en pelo, debido a su mayor sensibilidad para determinar compuestos termolábiles, aportando así límites de detección y cuantificación cada vez más bajos y además no requieren procesos que consumen largos períodos de tiempo como la derivatización. Sin embargo, antes del análisis cromatográfico, los analitos deben ser extraídos del interior de la matriz y concentrados en un disolvente compatible con los instrumentos de análisis. No existe un método universal para extraer los analitos de la matriz del cabello y depende de la naturaleza química y la estabilidad del compuesto a analizar. Por lo tanto, opiáceos y COC son los compuestos que mejor se extraen utilizando una hidrólisis ácida leve, a fin de evitar la conversión de la heroína o la 6-MAM a MOR o de la COC a BE (Girod y Staub, 2000). Por otro lado, los compuestos anfetamínicos o cannabinoides pueden ser extraídos utilizando fuertes condiciones alcalinas (Stanaszek y Piekoszewski, 2004; Quintela y cols., 2000; Villamor y cols., 2005). Otros métodos de extracción están basados en el uso de disolventes o tampones de extracción (Scheidweiler y Huestis, 2004) o en extracciones enzimáticas (Vincent y cols., 1999).

Anmerkungen

The source is not mentioned.

The passage can also be found in Joya (2012) (page 69ff).

Sichter
(Hindemith)

Auch bei Fandom

Zufälliges Wiki